Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech
  • +34 928 433 427
  • +34 605 892 051
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Lunes - Viernes 08:00 - 15:00

Conoce nuestro grado de transparencia.

¿Necesitas algunas manos amigas?

Únete a la familia de Gamá, estamos esperándote.

CONÓCENOS
"Todos son bienvenidos en Qatar, excepto si eres gay o mujer"

"Todos son bienvenidos en Qatar, excepto si eres gay o mujer"

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Se viraliza una canción satírica contra el Mundial de Qatar 2022, donde se dirige la mirada hacia la esclavitud moderna, la homofobia y la corrupción que rodea a la FIFA y al evento deportivo.

A solo tres meses del inicio del Mundial, la canción del humorista noruego Rasmus Wold, titulada “Never mind the slavery” (“No importa la esclavitud'), vuelve a escena en las redes sociales para poner el foco en el tipo de restricciones que aplica el país árabe, así como las violaciones de los derechos humanos, junto con la complicidad de la FIFA.

La elección de Qatar como sede del Mundial sigue trayendo cola, al estar marcada por la polémica de los supuestos sobornos de los directivos de la FIFA para otorgarle la sede, la cantidad de trabajadores fallecidos en las obras de los estadios y la vulneración de otros tantos derechos humanos, como en concreto las leyes homófobas y misóginas que habrá en el país durante la celebración de este.

La letra de la canción “No importa la esclavitud” empieza con una frase en la que critica la moralidad que tienen las organizaciones internacionales de derechos humanos, al no frenar la continuidad del Mundial, y alude a la explotación que sufren los trabajadores de la construcción en los estadios, 

Las primeras estrofas remarcan la prohibición de beber cerveza, la falta de pago a los trabajadores y la cantidad de horas que deben trabajar. "Trabajan quince horas diarias y no tienen ritmo para correr. Cerramos los ojos cuando se derrumban bajo el sol árabe", rima el comediante.

"No importa la esclavitud, miramos fútbol de cualquier manera", canta Wold y baila con una sonrisa mientras se muestran imágenes de un joven que se desmaya mientras trabaja en el desierto, bajo el sol.

La canción termina con la frase de "todos son bienvenidos en Qatar, excepto si eres gay o mujer", mientras se ve a unos trabajadores que cierran los ojos y se recuestan sobre unas rocas.

Fuente: 20 Minutos

 


© 2023 Colectivo Gamá. Todos los derechos reservados.
Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech