Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech
  • +34 928 433 427
  • +34 605 892 051
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Lunes - Viernes 08:00 - 15:00

Conoce nuestro grado de transparencia.

¿Necesitas algunas manos amigas?

Únete a la familia de Gamá, estamos esperándote.

CONÓCENOS
La Morada de Barcelona: un espacio feminista, LGTBI y antiespeculativa

La Morada de Barcelona: un espacio feminista, LGTBI y antiespeculativa

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Es la primera cooperativa de viviendas integrada por mujeres, lesbianas, trans y otras identidades disidentes. Inician la fase de obras de su bloque de 12 pisos de protección oficial en Barcelona.

En la periferia de Barcelona. En Roquetes, barrio humilde del distrito también obrero de Nou Barris. Con recursos modestos, con mucha incerteza, con una inflación que sacude duro, pero con aún más ilusión e ímpetu de pelear por lo suyo, que no es poco: “Vivir sin miedo”, asegura Silvia Fernández, una de las pioneras de La Morada, la primera cooperativa de vivienda feminista y LGTBI del Estado. 

Son un grupo conformado por 16 “bolleras, bisexuales, intersexuales, personas trans y no binarias”, describe Sara Barrientos, una de las integrantes de este colectivo. Muchas de ellas comparten media vida de luchas conjuntas, ya sea en el movimiento feminista, LGTBI o también por el derecho a un hogar digno. Con la construcción de este edificio quieren “dar respuesta a una situación de emergencia en el acceso a la vivienda”, afirma Barrientos.

El 26 de octubre empezaron la fase de obras de su edificio, que albergará 12 pisos. Su objetivo es construirse una casa en el que poder ser, estar, vivir sin contar los céntimos que les quedan para pasar el mes, cuidarse y, por qué no, morir dignamente. Una suerte de oasis en una ciudad donde el alquiler medio está en 996 euros y ha subido un 10,3% en un año, comparando los últimos datos del Institut Català del Sòl de la Generalitat de Catalunya, que muestran la evolución de precios del segundo trimestre de este 2022 respecto al mismo período de 2021. 

No serán ni inquilinas ni propietarias de su casa. Lo será la cooperativa, formada a su vez por todas ellas. Igualmente, los inmuebles estarán catalogados como vivienda de protección oficial (VPO), con lo que esta iniciativa pretende fomentar la creación de parque público de vivienda —situado en el 2% sobre el total en Cataluña— y fijar unos precios de alquiler por debajo a los del mercado libre. 

La Morada se blindará ante la posibilidad de especular con la vivienda a través de sus estatutos, porque se prohibirá la venta de los pisos. Además, se limitarán a pagar el coste de la obra, presupuestada en 2.435.000 euros. Un coste, por cierto, que la inflación ha disparado un 22%, cuando a principios de 2020 se situaba en 1.995.000 euros. Para hacer posible su sueño han tenido que pedir un crédito a Coop57, una cooperativa de servicios financieros éticos y solidarios. 

Fuente: Infolibre


© 2023 Colectivo Gamá. Todos los derechos reservados.
Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech